LA MANADA ATACÓ A MAITE

Maite fue secuestrada, drograda y violada por cinco hombres dos de ellos pertenecientes a la policía judicial, además de Carlos Fabra y Juan Mateu, por denunciar la trama pedocriminal del Caso Bar España.

ElR-Dl_wbPyi7Pzw

 

Hasta la fecha no se ha hecho justicia ni encarcelado a los criminales, la mayoría siguen en la calle y siguen con el negocio de la prostitución infantil y videos snuff. 
Y otros como el caso de Carlos Fabra que cumple 3 años de condena únicamente por delitos fiscales, y pronto saldrá a la calle.
Si quieres hacer algo comparte la información, comparte los videos y audios, comparte las denuncias publicadas.
OS VAMOS A VOLCAR!!!
lNto5_KQYf5dZGNQHb6xP4eA
9O2zuv4Ar_MDdv5wCCAXPYkg6Eae9w3A
Me llamo Maria Teresa (Maite) Isern Arnau mi aparición en esta historia empieza en Diciembre de 2002 por mera casualidad, el día 11 de Diciembre de 2002 fui a declarar al cuartel de la Guardia Civil de Vinaros ante el equipo de la policía judicial unos abusos que estaba sufriendo Inés Cervera Foix por parte de su padre. Al padre lo detuvieron esa misma noche, a mi se me comento que a la niña la alejarían de esa familia para que esos abusos no siguieran ocurriendo ya que la madre era consciente de lo que pasaba en su casa pero no hacia nada para remediarlo.

Mi sorpresa fue cuando pasadas unas semanas averiguo que la niña esta en casa con sus padres, a Torres del equipo de la policía judicial lo conocí entonces, un día me llamo por teléfono, quedamos y ahí empezó lo yo creía que era una amistad, yo seguí interesándome por el caso de Inés, no comprendía como la justicia permitía que esa niña estuviera sufriendo lo que sufría.

Un día tomándome un café en el bar que estaba al lado de mi casa empiezo a ojear una revista y encuentro un caso de corrupción de menores, abusos y pederastia que se produce en el mismo pueblo donde vivo, es así como me entero de que alguien esta luchando por una causa similar a la mía y decido hablar con el para que me asesore.

Quedamos una día para comer y ahí es cuando empiezo a ser conocedora de la desgracia de un montón de niños y de su sufrimiento. Un día estando en un sitio entro María Jesús Jimenez Bel y entablamos una conversación, ella me explica las vejaciones a las que la han sometido y comenta que muchos mas niños han vivido la misma situación. Pero lo que mas me conmovió es la expresión de dolor e impotencia que vi en sus ojos cuando me dijo que muchos de esos niños estaban vivos pero que otros estaban muertos, porque los habían asesinado y que ella no había podido hacer nada para ayudarlos.

Hoy se que Maria Jesus para esos niños era la Virgen Maria y que mientras estuvo con ellos los cuido y animo mejor que una madre. La misma rabia y dolor que me produce saber todo eso es lo que me empuja a querer saber mas y decido intentar conocer y hablar con todos esos niños y sus familias. Logro que algunos confien en mi y que me expliquen todos han pasado la misma tortura, los han fotografiado y han hecho peliculas pornograficas y snuff con ellos. Han sufrido abusos por parte de las mismas personas y han presenciado muertes de otros niños.

“Mi hija con 7 años de edad sufrió abusos por un hombre llamado Félix”

Van pasando los meses y yo sigo reuniéndome con niños y mayores. Un día en mi casa en medio de una de esas reuniones me entero de que mi hija Maite Zapata Isern cuando contaba con 7 años de edad, sufrio abusos por parte de un vecino de mis padres que se llama Félix. Este individuo da la casualidad que conoce a muchos de los torturadores.Conocer la historia de mi hija a sido lo que mas dolor me ha producido en esta vida y lo peor es que me veo atada de pies y manos, cuando le haría pasar a Félix por el mismo calvario que hizo pasar a mi hija.

Al día siguiente el 19 de Febrero de 2003 , presento una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Vinaros, en la unidad de la Policía Judicial por agresión sexual, ha día de hoy a mi hija todavía no la ha visto ningún médico, por ense y la cosa ahí quieta sin que nadie mas que yo se preocupe por la causa de mi hija. Lo mas fuerte del caso es que su agresor pasea libremente por las calles del pueblo al igual que todos los malnacidos que han abusado y siguen abusando de tantísimos niños. La angustia que siento es mortal algo me dice en mi corazón que mi hija no me lo ha explicado todo, que su único sufrimiento no ha sido ese y que ha pasado por mas dolorosas experiencias.

En las numerosas conversaciones que he mantenido con María Jesús Jimenez Bel me comenta que detrás del Bar España había niños enterrados. Ella lo sabia porque su tío Jesús era el que los enterraba. Días mas tarde me comenta que ha presenciado como su tío cavaba las fosas y los enterraba. La abuela de María Jesús en una conversación que tengo grabada también me dice que allí hay niños enterrados. La abuela Nati trabajaba de cocinera en el Bar España, su hijo Jesús también trabajaba allí y muchas veces había estado con su hijo mientras enterraba a niños.

El Miércoles día 5 de Marzo de 2003, con palas y picos me voy detrás de Bar España para ver lo que encuentro, no podía continuar sentada en mi casa, sabiendo todo lo que sabia y sin hacer nada, tenia que encontrar pruebas para demostrarle al mundo que ninguno de esos niños mienten y que esto no puede continuar pasando. Eran las 12 de la noche y llovía bastante, las linternas iluminaban muy poco y las herramientas era muy viejas y se rompían. Se hicieron dos agujeros y encontré telas muy viejas y deshilachadas y plásticos. Al ver que no podía hacer bien el trabajo y que no encontraba nada se tapan los agujeros y me marcho para casa.

“Se encontraron huesos, ropa y una muñeca”

Durante el Jueves siguiente se estuvieron buscando herramientas en condiciones y linternas apropiadas. Por la noche volví al Bar España, se hicieron 6 agujeros de metro y medio aproximadamente, se encontraron huesos, ropa y una muñeca. Cuando los agujeros tenian el metro y medio empezó a aparecer cemento armado y no se podía continuar, ya que los picos y las palas se rompían. Debajo de ese cemento hay cuerpos de niños enterrados, merecen que los saquen de ahí y lo están pidiendo a gritos.

La experiencia que senti aquellas dos noches es algo inolvidable e inexplicable, desde entonces cada vez que algo me desborda me viene a la mente esa vivencia y mi cuerpo se inunda de mucha paz. Sobre las 4:30 de la madrugada me fui para casa, al llegar llame a Torres para explicarle, y cuando termino de trabajar sobre las 6:15 de la mañana vino a mi casa. Cuando llego María Jesús y el se saludaron muy efusivamente lo cual me extraño mucho, él me dijo que se conocían de varias veces, que María Jesús había estado en Vinaroz (Vinaros) en el cuartel poniendo denuncias en la Policía Judicial.

Torres me comento que no me creyera nada de lo que ella me había explicado que en este caso nunca se había podido demostrar nada y que lo único cierto era que los huesos que yo había encontrado eran de algún animal. Estuvo en mi casa apenas 10 minutos me aconsejo que pasara del tema porque ya tenia suficientes problemas y que esto me traería muchísimos mas. Lo acompañe a la puerta de abajo, le pregunte sobre el caso de mi hija y por el de Inés, me aseguro que se estaba trabajando en ello y no me dio mas detalles, nos despedimos y se marchó.

No confío en él, yo no le pedí nunca ayuda, él me la ofreció, se que me ha traicionado ya que era una de las contadas personas que sabían todos mis movimientos y todas mis averiguaciones estaba convencida de que creía en su trabajo, que era un gran profesional y un gran hombre pero el paso de los días me ha hecho ver que es todo lo contrario.

Al mes siguiente de que presencie el saludo efusivo entre María Jesús y Torres una conversación que mantengo con María Jesús me entero de que ellos dos habían estado manteniendo relaciones sexuales. Cuando el alma se me cae al suelo es cuando oigo por boca de María Jesús que había estado con el en Mas del Coll sometida a amenazas y que la obligaron a hacerlo.

“Torres de la Policía Judicial de Vinaroz es parte de la banda criminal”

Torres es uno mas de la ‘trupe’ (banda criminal), es amigo de Farina y los conoce a todos. Que lastima me da pensar que otro hombre bueno entre comillas y que se las daba de mi amigo y de buen samaritano lo único que buscaba con tanta ayuda y tanta amabilidad era tener sexo conmigo y cuando se da cuenta de que la historia empieza a desbordarse desaparece y no se quiere saber nada mas.

Eran sobre las 4 horas del Domingo día 8 de Marzo, llaman a mi puerta y cuando abro hay dos hombres que me dicen que son de la Policía Judicial, que me tengo que ir con ellos, yo no desconfié lo mas mínimo ya que el Miércoles y el Jueves antes había estado, hice agujeros y había encontrado unos huesos y los había entregado. Pensé que la Judicial venia a buscarme para tomarme declaración cuando baje a la calle me di cuenta que en el coche veis metalizado con los cristales oscuros que nos esperaba debajo de mi casa había dos hombres mas. Uno dentro del coche sentado al volante y el otro hablando con el por la ventanilla. Algo me dijo que pasaba algo y me acerque al callejón del al lado de mi casa para decirle a Vanesa que me iba con la Judicial y que avisara a alguien.

Subo al coche, los dos que vinieron a buscarme suben conmigo y el que hablaba por la ventanilla no sube, vamos por la calle San Francisco y a la altura de la parada de autobuses el que va de copiloto me apunta con una pistola y el que esta sentado al lado mio me tapa los ojos con un trapo negro. A esos cuatro hombres no los había visto en la vida, eran españoles y se que si los volviera a ver los reconocería, me dicen que este tranquila y que si me comporto no me va a pasar nada.

En el bolsillo de la cazadora llevaba el móvil, me pongo las manos en los bolsillos intentado manipularlo, pues si alguien al otro lado oye algo, al cabo de unos segundo el móvil suena, el que esta a mi lado me quita la cazadora y me ata las manos a la espalda con una especie de cable fino. Me pone algo en la boca, yo lo escupo, noto algo en mi cabeza, me parece que era una pistola apuntándome, pero me lo vuelve a poner en la boca y me lo hace tragar sin mas.

“Era una pastilla bastante gorda”

Me pone en la boca una botella de cristal, creo que era de cristal por la sensación que me produjo en la boca, me hace beber, el contenido de la botella era muy fuerte, algo como una mezcla de licores, al poco rato empiezo a notar el colocón. El coche durante unos 20 minutos aproximadamente va por carretera de asfalto y luego cambiamos a un camino que me parece que era de tierra, por el cambio de movimientos, paramos, del coche se baja el que va sentado en el asiento del copiloto, ya que el ruido de la puerta me viene por la derecha.

Al cabo de unos minutos me bajan del coche y me meten en otro, el coche arranca y a los pocos minutos vuelvo a notar el cambio de rasante, ya no vamos por un camino de tierra, me parece que estamos en la general, empiezo a tener mucho calor me encuentro algo mareada, se me esta secando mucho la boca y no me queda saliva para tragar, la garganta la tengo muy seca y me pica mucho, no hago mas que toser, pido que me den agua y me ponen en la boca otra vez esa botella con ese licor tan fuerte y tan extraño para mi, nadie habla ni dice nada.

Debíamos llevar media hora o tres cuartos del trayecto cuando el coche se mete por un camino de tierra y con muchos baches. El tiempo que fuimos por ese camino ya no puedo decir cuanto fue. El coche se para abren mi puerta y alguien me coge del brazo y me pone su mano encima de la cabeza y me hace bajar del coche. Empecé a notar un olor muy fuerte a mierda de gallina, me cogen por el pelo y el trapo de los ojos se me mueve, veo montañas, ya esta la cabeza dándome vueltas otra vez, estoy muy mareada, miro para el otro lado y veo dos puerta de madera vieja en forma de arco, una de las puertas esta dividida por dos y por la mitad, como la de las cuadras de antes.

Hay una cama con un colchón muy viejo y las paredes son de piedra con pintura blanca medio caída. Se dan cuenta de que veo algo y me vuelven a poner el trapo de forma que no vuelvo a ver nada. Me dan otra pastilla y la trago con el mismo licor, tengo mucha sed, pido que me den agua, se lo suplico y lo único que me dan es ese licor que me quema de la boca hasta el estomago.

Me tumban en la cama y me preguntan por la señora Paquita, yo no se a quien se refieren y me dicen que es la abuela Paquita de Peñiscola, yo continuo sin saber quien es hasta días mas tarde. Me quitan las botas y los pantalones, noto que me están tocando entre las piernas, me cortan las bragas con algo que me parece que es un cutex por el ruido que oigo cuando lo abren, las bragas ya no las he vuelto a ver desde entonces. Me estiran de las piernas hasta el borde de la cama y alguien se me folla, cuando terminan me dan la vuelta y van dándome por el culo.

Oigo el ruido de algo como si fuera un termostato que se va encendiendo y apagando, me cortan los tirantes de la camiseta y me la sacan por debajo, alguien empieza a chuparme y continúan follándome, alguien me dice que me incorpore y que me siente en la cama. Me ponen un canutillo en la nariz y me hacen esnifar, me dicen que sin al esnifar tiro algo fuera que me matan, me dan de fumar me parece que eran cigarros de coca, ya que me comentan que puedo fumar que soy mayor, a los niños pequeños en las ‘fiestas’ les daban pastillas y rayas de coca, pero los cigarros de coca solo se los pasaban entre los mayores.

Me levantan de la cama dicen que me arrodille, alguien me coge de la cabeza y me hace que le chupe la polla, noto como una pistola en la cabeza  y me dice que si le muerdo me mata, estoy seguro que en la polla tenia coca (cocaína), ese individuo pronunciaba mucho la ‘S’ y esa voz ya la había oído antes, me parece que es una voz muy familiar, pero que no oigo hacia 20 años. El estaba sentado en una silla o sillón de mimbre, al menos el ruido del crujir de la silla cada vez que se movía me recordaba al mimbre.

“Eres una pedazo de puta que molesta mucho”

Me hacen esnifar otra vez y otra voz diferente me dice que lo estoy haciendo con un billete de 20 (euros) porque no tengo categoría de esnifar con uno de 100 (euros), con que soy una pedazo puta que molesta mucho.

Ellos también esnifan, oigo el ruido de sus narices, durante el tiempo que estuve allí, oí 5 voces diferentes, me estiran en la cama y continúan haciendo conmigo lo que quieren. Se que de mi casa han cogido las cincas de casette grabadas con los niños (testimonios) porque mientras están ‘jugando’ conmigo de musica de fondo oigo las cintas que yo misma he grabado.

Me dicen que tengo que dejar de ayudar a nadie porque ha ellos les estoy tocando mucho las pelotas  y que con lo que me están haciendo ya se lo que sentían los niños. También se me dice que los huesos que yo había encontrado la madrugada de Jueves al Viernes no son humanos y que estoy haciendo el ridiculo.

Noto como me ponen una soga en el cuello y ahí cuando pienso que esa noche dormiré con Dios, ya estoy convencida de que me van a colgar de algún sitio. Vuelvo a oír el ruido de lo que yo creo que es un cutex (cuchilla) y noto como me cortan el pelo, otra voz muy conocida para mi y que se que es la de Juan Mateu, me dice que haber si mi amigo ‘Rei’ (Reinaldo Colas) puede ahora arreglarme el pelo igual que se lo arregla siempre a María Jesús.

Oigo un jadeo muy raro se que es un animal exactamente un perro, que me esta chupando por el cuerpo desde la cintura hasta los pies, noto y me asquea muchísimo que el que me esta lamiendo es un perro, estoy convencida de que de todo eso hay una película grabada ya que detalles como los de la soga y del perro que no tienen razón de ser.

“Uno de ellos tiene un ojo de color blanco”

Esnife muchas veces y bebí de ese licor otras tantas, cuando terminan me ponen la camiseta por los pies y sin bragas me hacen subir en el coche. El coche arranca y me ponen  los pantalones, el pelo que me han cortado me lo han puesto en los bolsillos del pantalón. Me ponen las botas pierdo la noción del tiempo, para el coche y me hacen bajar de el. Me dicen que espere un poco y que luego haga lo que quiera, me destapan las manos y me quitan el trapo de los ojos, los hombres que veo van con pasamontañas, solo se les ven los ojos, uno tiene un ojo de color blanco, no puedo decir con exactitud sin es el izquierdo o es el derecho.

Los dos llevan un chaleco rosa y el ribete bordado en dorado, el coche es blanco, es un Volvo y por el tacto que note de la tapicería los asientos son como una especie de piel de melocotón. Me dejan en Benicarló donde antes estaba el matadero, me quedo un rato sentada en el suelo porque me siento muy mal estoy mareadísima, al rato empiezo a andar en dirección a mi casa. El suelo sube y baja supongo que seria el efecto de las drogas que llevaba en mi cuerpo, el alcohol también tenia mucho que ver.

Necesito que pase alguien, nada mas busco los faros de algún coche para que me ayuden porque me siento a morir, llego a la calle Colon y me siento en una portería necesitaba sentirme un poco protegida, llamo por teléfono, como puedo llego a casa de (alguien), no se porque es pero en esos momentos es a quien tengo necesidad de ver.

Son sobre las 3 y media de la mañana, no quiero explicarle lo que me ha pasado y al final le pido que me lleve a mi casa, porque soy incapaz de ir sola. Ese mismo Domingo a las 2 y media de la tarde fui al Bar España para ver si se había excavado mas, y en lugar de eso me di cuenta de que se habían tapado los agujeros en los que yo había encontrado los huesos.

Entonces llame a (alguien) para comentárselo y para ver si el me podía explicar lo que pasaba. Para mi es muy doloroso pensar y saber que en un pueblo como es Benicarló alguien pueda desaparecer y luego volver a aparecer, sin que nadie pueda hacer nada. Se que lo que pudo salvarme la vida esa tarde de Domingo fueron tres llamadas que se hicieron a mi móvil, una era de (alguien), otra de la Guardia Civil de Vinaroz (Vinaros), y otra de la Policía Judicial. En la pantalla no salían los números y salían los tres nombres que acabo de mencionar porque los tengo grabados en el móvil.

El Lunes 9 le cuento la historia a (alguien), el me comenta que el Domingo Vanesa lo llama por teléfono y le dice que se me han llevado al cuartel y que vaya a buscarme. Se va directamente al cuartel de la Guardia Civil de Vinaroz, pide hablar con la Policía Judicial y le atiende el cabo que estaba de guardia. Le explica la situación sobre mi y el cabo llama por teléfono a Benicarló, Peñiscola y Castellón investiga si hay alguna orden de citación o de detención sobre mi persona y todo da negativo. Se llama a Torres por la relación que alguien sabia que yo tenia con el, Torres dijo que no sabia nada de mi, alguien estuvo casi una hora en el cuartel y un montón de gente estaban buscándome.

“Estoy muy decepcionada, siento rabia y ahora se lo que es el odio”

Estoy muy decepcionada, siento rabia y ahora se lo que es el odio, conozco a la mayoría de esa fauna son personas que por la amistad que tienen con mi familia los conozco hace mas de 25 años, me he estado relacionando con ellos sin saber ni tener la mas mínima sospecha de las atrocidades que cometían.

Necesito que todo esto acabe y ya esta bien que continúen haciéndose ricos a costa de los asesinatos, de abusos de niños como María Jesús, Soles, Santi, Javi, x, y, Albertito, Paquito, Mari Carmen, mi propia hija y muchísimos mas niños que tienen el miedo de hablar porque han presenciado muertes y han sufrido infinidad de vejaciones y amenazas.

Después de que me ocurrieran estos hechos primero sentí muchísimo miedo por lo que le podía pasar a mi hija, también sentí miedo por las personas que me habían ayudado a conocer la verdad, sentía mucho asco y mucho dolor, solo quería ducharme continuamente ya que seguía sintiendo el olor de ellos y su peso en mi cuerpo, me sentía aun culpable de lo ocurrido por eso que dicen de que ‘si quieres polvo no vayas a la era‘ (refrán).

Estaba totalmente confundida recordando el día del Domingo a trozos, tenia bastante espacios en blanco, supongo que era por todo lo que me obligaron a tomar. Tenia que haberlo denunciado pero no tuve valor, sentía miedo por mi hija y no confiaba absolutamente en nadie. El terror mas grande que tengo es pensar que mi hija me esconde cosas muy graves y que no puedo hacer nada para ayudarla porque no habla conmigo de ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s